30.1.17

Señora de rojo sobre fondo gris - Miguel Delibes

Ficha técnica.

Título: Señora de rojo sobre fondo gris.
Autor: Miguel Delibes.
Editorial: ANAGRAMA S.A
Publicación: 2009.
Nº de págs: 213 páginas.


Sinopsis.


Como si se tratara de un exorcismo, un viejo pintor recuerda ante su hija la figura de su esposa, ya fallecida.  El relato se enmara en los acontecimientos del verano y otoño de 1975, momento convulsionado por los avatares de una España en plena transformación. Pero la imagen de Ana, señora de rojo sobre fondo gris de la vida cotidiana, permanece inalterable.






«Pero, tras la sobremesa, acechaba de nuevo el suplicio del lienzo en blanco. Ante él me invadía una sensación de frustración, como si nunca hubiera pintado: su blancura me mareaba y, en principio, no osaba mancharlo y,  si me resolvía a hacerlo, resultaba inevitablemente un borratajo».

«¿Qué valor tenía saber que había sido, si había dejado de ser? Incluso llegué a pensar que mi importancia como pintor fue un vano intento, que sólo existió la voluntad de tu madre de que lo fuera y, ahora que ella languidecía, el gran fraude se ponía en manifiesto».

Quizá he abusado un poco de mi potestad como bloguero literario el meter dos citas relativamente largas, pero es que de ellas el libro está llena. Una narrativa que no me esperaba encontrar tan pronto después de haberme leído varias obras de Juan José Millás.

Una capacidad de exponer con detalle y sutileza sentimientos humanos que personalmente envidio en ambos escritores. Esa habilidad por escribir una obra cuyos pilares más gruesos son el monólogo y la construcción psicológica del personaje –así como la forma en la que este vive su vida–; y que, aun resultando complejo, son capaces de llegar a un punto profundo de nuestra alma y revolvernos el estómago al identificarnos tanto con lo que describen, lo que está por llegar… la muerte de un ser querido.

Concretando en Señora de rojo sobre fondo gris, os puedo asegurar que el escritor puso todo su corazón, pues investigando un poco supe que la obra iba especialmente dedicada a su mujer y a su prematura muerte. Un libro que, pese a no ser completamente exacto con la realidad, sí que se marca el objetivo de describir todo lo que significó esta para Miguel como escritor y como persona.

De capítulo único –no hay separación formal en actos ni en nada–, la historia constituye una especie de “carta” hacia de un pintor prestigioso hacia su hija; aunque, todo sea dicho, no considero que sea epistolar pues aun siendo un único escrito (en el que sólo hay un emisor, un receptor y la información se ofrece de forma unilateral) tampoco conserva la estructura propia de este recurso narrativo.

Otros puntos importantes como la trama y el contexto en el que se enmarca la acción se dejan entrever de vez en cuando,  sobretodo –y esto más lo segundo que lo primero– como un soporte para completar o detallar aun más la historia pero sin pretender que sea lo destacado o lo realmente determinante de la novela.

No es una novela particularmente larga, en una semana se puede leer perfectamente, y la recomiendo encarecidamente. Si bien no encuentro una razón de peso, o creo no encontrar una, la historia es bella y (a mí) ha conseguido entristecerme. Quizá la trama o la acción no vaya sobre efemérides épicas con dragones por el medio; sin embargo te hace vivir la literatura como un arte bastante ligado al mundo cotidiano y los dramas ligadas al hecho de vivir. En cierta medida, me parece un realismo psicológico escrito con muy buena pluma.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Me gustó mucho la reseña, gracias. El realismo psicológico no es un género que me agrade mucho, pero no es un libro que descarto. Me quedo por aquí, un beso.


    http://srtabooks.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por pasarte, es todo un placer saber que la reseña ha animado a no descartar el libro. Jejeje

    Un beso

    ResponderEliminar