28.10.16

Me gustaría escribirte

Me gustaría escribirte un poema,
pero nunca salen las palabras
correctas para expresar mis emociones
más sentidas…
Pero nunca suena la melodía
adecuada para con nuestras acciones
acoplar, en su justa medida.
Nunca fui capaz de expresar(te)
Desde el corazón y la alegría
Que sin ser tú mía, sin ser yo tuyo
por bien mutuo dejo a un lado el orgullo,
lo convierto en parodia,
lo convierto en objeto de risa y burla
antes que motivo para el conflicto.
Me gustaría escribir un poema
De tu esencia repleto.
Pero sé (o procuro) no inmortalizar
una bella imagen tuya en el tiempo
y menos aún verte como un objeto.
Prefiero traspasar el engañoso espejo,
y rasgar el telón de este patético teatro.
Tocar tu piel y exhalar un te amo
Apreciar el paso del tiempo, el cambio,
La evolución de los sentimientos
y como este, que es nuestro, se mantiene
fuerte e inexorable en un rincón del deseo
en algún lugar que huele a dulzura
y que contiene, frustrado, un grito de rebelión.
Me gustaría que fueses la protagonista
de todos y cada uno de mis relatos
Pero las obsesiones no son un vicio sano
Lo sabemos tú y yo, que nos contenemos
constantemente entre la niebla del silencio
Por ello hago completamente tuyo mi poema
Para que acapares, uno a uno, todos los versos
Y así desfogar la prioritaria necesidad de gritar,

De gritar un dulce te quiero.


19.10.16

Recuerdo de Lenin - N. Krúpskaya









“Fuera el que fuese el trabajo que emprendiera Vladímir Ilich, lo efectuaba con una escrupulosidad extraordinaria. Y cuanto mayor era la importancia que concedía al trabajo emprendido, más penetraba en todos los detalles, aun en los más insignificantes”

No tengo pretensión de hacer una reseña al uso –o tal vez sí, todavía no sé hacia dónde conduciré el comentario sobre este libro–.

“Recuerdo de Lenin” es un libro de carácter histórico, o por lo menos en su extensión, escrito por la mujer del protagonista individual del que se habla durante cada una de las páginas. Aunque tampoco se limita en eso, dado que su objetivo era y es dar a conocer el método de estudio, de trabajo y de organización que dio como resultado una estructura  –y por tanto, hay dos tipos de protagonistas: uno en el plano individual y otro en el colectivo– que tuvo el poder suficiente y necesario para derrocar al viejo régimen.

En este libro, claramente marxista-leninista sin llegar a ser un clásico y mucho menos un referente teórico, relata tanto la vida de Vladímir Ilich Uliánov –desde una perspectiva un tanto personal y humana que abarca hasta sus alegrías y preocupaciones más banales–  como la evolución del movimiento revolucionario ruso entre la llegada de Lenin a Petersburgo (1893) y la emigración al extranjero de este en 1907.

Todo el periódico histórico que abarca integra varias detenciones, la deportación a Siberia, el inicio de proyectos de difusión como el periódico Iskra y, como hechos destacados, la división dentro de la socialdemocracia rusa entre mencheviques y bolcheviques. Por no mencionar la negra revuelta de 1905 así como otras manifestaciones que se cobraron la vida de obreros concienciados con la lucha, trabajadoras e incluso niños.

En el plano revolucionario lo más interesante de la obra es el hecho de que cuenta con detalles la costosa creación de un partido de vanguardia teórica y práctica con todo lo que implica: la forma con la que elaboraban panfletos para llamar a huelga, la forma de hacer agitación, las diferentes reflexiones de cómo sobrepasar los problemas que surgen, las diferentes vías de comunicación a través de la cual se erguía una estructura organizada, el modo de acercarse a las masas, las escisiones y finalmente: diferentes tácticas para hacer acción política desde la clandestinidad sin perder efectividad.

Las últimas veinte páginas están constituidas por apéndices en los que se expone brevemente algunas que otras técnicas que utilizaba Lenin para estudiar textos, manías que tenía a la hora de reflexionar o ir a la biblioteca; incluso referencias literarias, los autores que le marcaron y los que frecuentemente leía (Polenz, Herhardt, Baudelaire, Chernichevski…)


¿Por qué leer este libro? No será un pilar de nuestra ideología o no será la historia de ocio más entretenida. Pero me parece valioso para los jóvenes militantes –y para los que no lo son tanto… – conocer las diferentes dificultades que tuvieron los revolucionarios y las peripecias que tuvieron que sufrir –más el tiempo o incluso la vida sacrificados– por una causa justa: la creación de una estructura e ideología fuerte que llevase al proletariado a su emancipación.

10.10.16

Relato tópico


Entraron ambos al ascensor con una aparente normalidad. Pero, tras apretar el botón para subir a la planta de las suites, se abrazaron uno al otro con desenfreno y empezaron a besarse. Él sentía en el vientre el tacto de sus grandes y duros senos que se mantenían bien sujetos; excitándole como a cualquier otro ejecutivo amargado por el trabajo.

Ella por el contrario era una desconocida en la empresa que había ido a la fiesta de disfraces con un antifaz negro. Debía camelarse a ese pez gordo como fuera. Y poco a poco, conscientemente fue metiendo mano por dentro del pantalón, desabrochándole incluso el botón con cierta elegancia.

Llegaron a la última planta, ebrios de excitación y sin cuidar la formalidad. Salieron sin apenas separarse, con el pelo desaliñado y la cara sonrojada. Llegaron a la puerta de la habitación donde se hospedaba el hombre que, pese haber sido uno de los organizadores, ni tan siquiera se había disfrazado.

Entraron en la suite y tras cerrar la puerta no esperaron ni un segundo en abalanzarse sobre la cama.
–¿Hasta cuándo vas a llevar ese antifaz? Déjame verte el rostro.

–Tú mantente como estás que ya me encargo.

Y con una risa traviesa se deslizó por encima hasta tener el pubis pegado al rostro del contrario. Sacó unas esposas de uno de los bolsillos de la chaqueta vaquera y, con la complicidad de un hombre que se dejaba hacer, le esposó ambos brazos a la cabecera de la cama.

–Te quiero, ¿sabes?

–Claro,  de eso no tenía la menor duda –respondió, tapándole la boca con cinta adhesiva–.

Se levantó y con unos movimientos propios de un felino se dirigió a la puerta; no sin enseñar antes la cartera que le acababa de robar. Y se marchó.

2.10.16

FRAP: grupo armado. - Tomás Pellicer.

Ficha técnica:

Título: FRAP: grupo armado.
Autor: Tomas Pellicer.
Editorial: Martxoak 18 Kultur Elkartea   
Nº de páginas: 234 págs.
Fecha publicación: 2010.


Opinión:

“La muerte del dictador Francisco Franco deja un panorama incierto en el Estado Español. Mientras que la vieja oligarquía y el poder franquista buscan la mejor forma de sucesión sin pagar ningún coste […] Un abanico de izquierda no está de acuerdo con esta repartición de cromos, sino que ponen en cuestión esta transformación.”

No nos encontramos frente a un libro cualquiera. Os lo aseguro. La historia podrá resultar más o menos de actualidad, pero lo impresionante de ella es que el autor la vivió de forma directa al ser un ex miembro del FRAP. Y por ello se muestra tan impactante para el lector, por ello contiene –y se siente, sobretodo– una gran carga emocional aunque su estructura sea simple.

A parte de abrir, con apenas doscientas páginas, el complejo panorama de los años 70 y la forma en que vivió la izquierda revolucionaria –o el abanico de fuerzas que abogaban por una ruptura con el sistema– una transición española que lejos estuvo de ser completamente democrática.

El narrador, omnisciente en casi toda la novela, nos sitúa sobre una de las pequeñas células del brazo armado del PCE(m-l): el Frente Revolucionario Antifascita y Patriota. Por tanto, existe un protagonista colectivo; pero, por encima de todo, Pellicer narra la mayor parte de la acción encima de un personaje (protagonista individual) en concreto: Eusebio. A través de él, sus peripecias y reflexiones, consigue darnos una imagen general de una situación conflictiva, su evolución y las diferentes posiciones o dudas al respecto.

El libro abarca desde el forzado viaje a Francia huyendo de la represión franquista hasta la entrada en prisión en etapa de transición –y posterior tortura– por pertenencia a grupo terrorista. Sus acciones como militante (así como las consecuencias) nos muestran cómo el contexto donde la organización movía sus hilos, franquista o demócrata, era represivo y manipulador. En definitiva: daba una clara imagen de las relaciones de poder en el estado.

Pero quizá no sea esto el punto más interesante del libro, sino como la narración sabe reflejar el paso del tiempo y la evolución de los acontecimientos: la muerte de franco, el crecimiento de popularidad de la vía continuísta, la represión sobre los que querían una ruptura con el régimen, la pérdida de legitimidad de la lucha armada, la desilusión de los rupturistas… La psicología de los personajes, a su vez, está muy bien llevada en correlación a los cambios materiales.

En general, es una novela amena y muy fácil de leer que nos sitúa sobre el bando perdedor en la segunda mitad del siglo XX. Yo lo recomiendo encarecidamente: modesto respecto a los detalles, en la narración…; eso le da un toque humano, poco artificial y muy realista –aunque eso ya lo es la historia por sí misma–. Una buena forma de aprender un pasado que es muy nuestro y por intereses es sesgado.