16.2.16

Viento

Me placería ser el viento
un sencillo y modesto viajero
que ligero de equipaje va.
Y vuelve como nuevo.

¡Sopla fuerte, gigante!
Aviva las llamas del fuego.
Arrasa con la tradición,
violento, y llévatela lejos.

¡Lejos!


8.2.16

Fuego

Antes que nada, me gustaría mencionar que he hecho una especie de encuesta vía twitter y me gustaría pedir que quién quiera votar que lo haga: 

Link de la encuesta


Llameante hoguera, mi corazón te reclama.
Tú que alumbras un inmenso mar de arena
en soledad y entre frívolas tinieblas.
Haz caso de esta súplica, tan mía como tuya,
para disipar la niebla gris ante mis pupilas.

Prehistórico camarada de luz, calor y llamas
enséñame a suprimir mis propias sombras
multiformes y gélidas, esas malditas almas
que merodean en un medio hostil.

La lluvia ácida en este desierto es intensa
y se presenta con el fin de extinguirte;
con la humedad como silenciosa cómplice
enemiga indiferencia que cala en hueso, mente,
y a los desvalidos nos aleja y aturde.

Bien sé que no siempre estás preparado
y dispuesto para el arduo combate.
Tu compañera, hoguera, es de vida efímera.
Espontánea.  No siempre dispone de combustible.

¡Instruid a vuestra inteligencia, y de pasión
llenad cada uno de vuestros humildes corazones!
Organización y compromiso, ya lo dijo Gramsci:
La indiferencia no es más que un peso inútil.

Será entonces, cuando todo esté predispuesto, 
el momento en que otros verán nuestra luz.
Y desconcertados por un desquebrajado silencio;
despertarán del letargo al que han estado sumisos.



1.2.16

Poesía

Dato para el pequeño viajero: Actualmente no dispongo de computadora propia para poder seguir una regularidad en cuanto a publicaciones. No por ello voy a dejar de hacerlo, sino que no tengo la misma libertad para elegir el momento. 


Poesía es correr con, contra corriente
disfrutar del aire fresco del bosque
subir el monte y observar las alturas
allanar las dificultades de nuestro andar.

No es sino la efímera carrera de Vida
Un intento para lograr cierta autonomía,
la plena libertad sin tapujos, ataduras,
ni remordimientos ante la derrota.

Poesía es nadar en la orilla del río
perseguir en vano los bancos de peces
pequeños, rápidos y escurridizos
que apenas a tu torpeza temen.

Observación del medio: plantas, piedras
y de los peligros; nuestros peligros.
Una contaminación que enturbia el agua
que deja ciega y herida a la comprensión
e imposibilita y mata al razonamiento.

Poesía es destronar a la arpía Ignorancia,
reinante de esta sociedad posmoderna.
Investir a Cultura, musa del poema,
diosa juiciosa de la sabiduría.

¿Qué hay más bonito que el sano,
el raro hábito de la lectura?
¡Cuán gran pasión la de recitar!
Ya no quedan poetas de papel.

Poesía no es sino el fruto de Rebelión
contra la opresión y lo establecido.
Es un reclamo al pensamiento humano
(auto) crítico. ¡Abajo los muros!

Abajo, sí, que caigan las fronteras mentales
que encierran a Virtud, atada y torturada.
Propagan el desconcierto, el miedo, 
 y guardan recelo a un error de frívolo cálculo.

Poesía es rozar la línea de la bendita locura
con la yema de los frágiles dedos.
Hablar con la paranoia, esa dulce dama,
y luchar mientras el mundo siga somnoliento.